martes, 29 de septiembre de 2009

Pensamiento...¿Libre?

Opinión de Mr. K sobre el pensamiento en desorden y desordenado:

¿Alguna vez no habrán escuchado, seres habitantes del planeta tierra, algo como "Lo único libre, es el pensamiento"? ¿Están seguros de ello? y si es así; ¿hasta qué punto es parte de nosotros el ser "libre en nuestro pensamiento"? ¿Es esto posible? ¿Estaremos condicionados a esa "libertad" sin siquiera saberlo?

Por un lado, lamento con poco placer, el no hacer referencias de ningún escritor o teórico de la sociedad, por esta vez. Sé que podría utlizar a Foucault, a Benjamin Walter, o a escritores cuyas ideas parecen llegar a la perfección como Oscar Wilde, para así poder expresarme mejor, o con más claridad; utlizando sus palabras como una herrmamienta para mi argumento. Pero por otro, no se hará, porque esto es una prueba para entender hasta dónde llega, o qué es capáz de concebir un pensamiento a la deriva; y para ello es necesario experimentar desde la ignorancia narrativa, y si es necesario divagar, entonces se hará.

Es menester conocer, es exquisito conocer, devorarse el conocimiento para poder entender ciertas cosas, o por el contario para quedar aún más ignorante, ¿pero, entonces, hasta dónde ese conocimiento nos impide "desarmarnos" en nuestra conciencia y hacer, o pensar en algo nuevo? ¿Tal vez todo estará ya hecho?

Nuestra época no es tomada en serio, nuestra época es quizá algo que quedó de las aspiraciones de un pasado; un bostezo de lucha, y digo de nuevo "a mi parecer" porque es un asunto delicado.Y es que ahora, qué defendemos, qué hay de las "nuevas" propuestas rechazadas de los artistas, por los mismos artistas o críticos que se pregonan tanto por defender un arte, que si bien es bello (según la estética de su respectiva época) ya cumplió con su tiempo...¡Ese arte es prueba de la conservación en nuestro pensamiento de una época, de un legado que ya pasó! Entonces es allí cuando me pregunto: ¿Qué nos falta como nueva generación?

Pues, para responderme sólo se me ocurren tres palabras: Coraje, Ambición y Creer. Y aunque es contradictorio este pensamiento, y quizá no cumpla con lo esperado; forma parte de una visión, visión que quizá quiera hacer una reflexión de este sin sentido que somos ahora...¿Será que como artistas trendremos que trabajar con ello?

(Continuará)

Kimberling Longueira